#EnfermeríaVisible… y tú ¿cómo quieres que te vean?

Algo está claro entre las/los enfermeras/os: no existe un concepto claro y definido de Visibilidad  Enfermera. No existe documentación que apoye y dé forma a este concepto, nadie debió necesitar una imagen concreta de Enfermería Visible. Hemos abierto, por tanto, un campo sin trabajar y sin conceptualizar, vacío y, sin embargo, fértil. Esto conlleva una doble visión, dado que  supone una cosa buena y otra mala… La buena que podemos darle el contenido, la forma, la imagen que deseamos… La mala, que otros pueden rellenarla en nuestro lugar y darle una imagen que no es de nuestro gusto y que encima sea falsa u ofensiva.

Mientras realizaba búsquedas en las redes para intentar obtener una imagen de Enfermería/Enfermeras-os, he podido obtener diferentes visiones que de nuestra profesión tienen otros…; me he encontrado con imágenes peregrinas, soeces, degradantes, machistas.

Veamos:

Imagen realizada por Lola Montalvo

Lo más habitual es que no nos llamen por el nombre actual de nuestra profesión, si no que nos sigan llamando «ATS». Es un concepto obsoleto e inexistente, porque esta titulación ya no existe. Pero, de forma insistente y pacata, administraciones, gestores, asociaciones y medios de comunicación siguen llamándonos así, demostrando, no solo una total falta de interés, si no la más absoluta ignorancia con respecto a lo que supone nuestra profesión y nuestra denominación correcta. Díficil creer que, si no saben cómo nos llamamos como profesión, sepan en qué consiste nuestro trabajo, qué hacemos, qué ciencia respalda nuestro hacer cotidiano… en fín.

Pero esta es la imagen menos, digamos, mala que nos encontramos cuando hablamos de enfermeras/os… Además podemos encontrarnos  «cosas» como éstas:

A Sexy Nurse                nurse_ole

enfermera_novata            14219_enfermera-eficiente

Se nos puede ver y se nos ve, como objetos sexuales -en ciertos casos, ofensivamente chabacanos-, como jovencitas casquivanas, como brutas matronas, como ignorantes y simplonas, como vengadoras que aprovechamos nuestra capacidad para hacer daño como arma de destrucción masiva…

Quizá el hecho de haber sido tradicionalmente una profesión de mujeres ha favorecido todo tipo de clichés peyorativos y degradantes, en muchos casos machistas, clichés que han llenado de chismes lo mentideros y que acuden fácilmente al ideario de la gente en cuanto se nombra la palabra «enfermera».

Las/los enfermeras/os, la profesión de enfermería, reclama una visión correcta y adecuada a lo que nuestra profesión es hoy día en realidad. No deberíamos fomentar nosostros mismos esas imágenes en las que la enfermera se lanza ávida a tocar brazos buscando venas que pinchar o a castigar a quien no nos cae bien con una aguja tamaño broca, porque todo ello va en detrimento de nuestra imagen como profesionales. Nos resta credibilidad, nos resta seriedad y nos quita la oportunidad de crear confianza en nuestra labor. No debemos conformarnos tampoco con aceptar un algo que es falso, ofensivo y que nos perjudica.

Enfermería debe de dejar de lado definitivamente todos sus complejos, debe mostrar sin pudor lo que hace a diario, la importante e imprescindible labor que desarrolla a diario, lo que investiga, lo que innova, lo que estudia y publica… En definitiva, debemos luchar por borrar los clichés ofensivos y peyorativos; esforcémonos todos a una para que, cuando alguien diga la palabra enfermera/o, SIEMPRE acuda a nuestas mentes la imagen de un/una profesional capaz, formado y responsable. Recordad que el concepto de Visibilidad Enfermera está aún por elaborar y está en nuestra mano el darle los términos que deseamos que reúna en su definición.

¿Cómo quieres que te vean?

¿así… Sin_t__tulo_48_20140228_89334o así?: L0028352 A nurse monitoring a patient after an operation and taking n

Recuerda, está en tu mano, en nuestras manos el construir este concepto por el que se nos va a conocer y entender. El concepto que todos deseamos y con el que nos sintamos orgullosos y a gusto. Porque la labor, el trabajo que hacen las/los enfermeras/os, SÓLO lo saben hacer y lo hacen las enfermeras. Sin complejos.

Lola Montalvo

Añadir a favoritos el permalink.

5 Comments

  1. Interesante post e interesante investigación de la imagen de enfermería. Ahora necesitamos artículos potentes que alcen la profesión y se haga divulgación a la sociedad.

  2. Yoooo me lo tengo que currar todavia mas para que mi profesion sea respetada?????!!! Que tengo que hacer mas????( los pantalones del pijama ya los tengo a bajo) Los primeros en currar tienen que ser las instituciones, sanitarias y politicas! Eso de que “estudiamos medicina para tirarnos a las enfermeras”…lo dijo alguien de enfermeria??? noooo….eso de que para ponerse un traje de aislado no hacia falta un master….lo dijo alguien de enfermeria?????? Nooooooo…venga ya!!! Nosotros ya nos hemos ganado el puesto de sobras!!!! Estudiando, cuidando y dando lo mejor a cada paciente en las infinitas horas que pasamos a su lado siendo ninguneados por todo quisqui( hasta por el de mantenimineto) y cobrando una miseria….Venga ya! Para que pagamos un colegio de enfermeria??? Para que nos informe de cursos absurdos?¿? Noooooo…PARA QUE NOS DEFIENDA. Asina que, yo tengo mucho curro, esta parte la tengo convalidada y con creces….y diria que no nos toca a nosotros hacer mas de lo que ya hacemos.

    • Pau, entiendo tu irritación, la misma que supongo sentimos todos y todas, sobre todo cuando llevamos tantos años dando tanto a la profesión y después de más de 25 años vmeos que seguimos igual.
      Tienes razón también, cuando dices que qué hacen los colegios… ¿Y los sindicatos que en su mismo nombre incluyen ATS? ¿Y El CGE, que cada vez que dicen representarnos algunos -como yo- sentimos vergüenza ajena?
      Claro que tienes derecho a estar indignado… precisamente de esa indignación surge esta web, este movimiento #EnfemreríaVisible… de eso precisamente. Enfadarse o irritarse nos permite dar el primer empujón, después debemos analizar porqué estamos donde estamos y qué debemos hacer para salir a la luz y mostrar nuestra verdadera profesión, esa que muchos y muchas desconocen. Y te guste o no… o nos movemos nosotros o nadie hará nada por nosotros. ¿Estás cansado? Nosotros también. De ahí que nos hayamos puesto en movimiento para dar un giro a todo.
      Aceptamos ideas…
      Muchas gracias por leer y comentar.
      Lola Montalvo

  3. Hola a tod@s!

    Completamente de acuerdo con el plantemaiento general, y sí completamente de acuerdo en que tenemos que currárnoslo y pagarlo (Eso lo añado yo), porque crear imagen cuesta esfuerzo y dinero.

    Y es verdad que las instituciones deberían hacer algo (bien) por cambiar nuestra imagen, pero es que las instituciones SON NUESTRAS, y el problema es que voluntariamente abandonamos nuestro perfil político como profesionales y lo hemos dejado en manos de quien no se preocupa de la imagen ni la profesión.

    El dinero que pagamos obligadamente por estar colegiados por ejemplo, podría invertirse en aspectos como publicidad y/o trabajo con los medios.

    No es que me quiera llevar el debate a mi terreno, pero necesitamos recuperar nuestra dimensión política (No entendida como militancia ideológica, sino como defensa de la identidad profesional) porque esa dimensión es clave para acceder al cambio de imagen y de rol y para que la profesión pueda desarrollar todo su potencial al servicio de los ciudadanos. Si no estamos donde se toman decisiones políticas poco o nada aportaremos a las mismas y otros nos pondrán en nuestro sitio.

    Hacer las cosas bien, por supuesto, ser buenos profesionales, sin duda. Pero eso también incluye ponernos la gorra política (Que no de políticos)y pelear por lo que tanto queremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *